985 32 04 78     |695 46 01 98   

Sácate el máximo partido haciendo tu DAFO personal
29.01.2021

Sácate el máximo partido haciendo tu DAFO personal

¿Cuánto te conoces? ¿Eres capaz de identificar tus puntos fuertes y tus puntos débiles?

Hoy en día, el autoconocimiento no solo a nivel personal, sino también profesional, está teniendo más importancia que nunca. En la búsqueda de un empleo o en la mejora de tu empleabilidad el conocer tus fortalezas y debilidades así como aquello en lo que tienes que trabajar, hará que comiences con ventaja en ese camino ya que las empresas y entidades valoran mejor a los candidatos y candidatas que son capaces de hacer un diagnóstico de su situación y de los retos a los que deben enfrentarse.

Una de las mejores herramientas que existe para poder sacarle el máximo partido a uno/a mismo/a es el DAFO.

Qué es el DAFO

El DAFO es una herramienta de análisis que toma su nombre de las iniciales de los 4 sectores o ámbitos que mide: debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Esta herramienta se utilizaba habitualmente en el ámbito empresarial para conocer y determinar los factores o circunstancias que influían en un determinado proyecto, ya fueran internas (fortalezas y debilidades) o extrnas (oportunidades y amenazas), aunque desde hace algún tiempo se utiliza también para el análisis y evaluación personal y profesional.

Ponte a punto con tu DAFO personal

En el momento de realizar tu DAFO personal debes tener en cuenta que se trata de un ejercicio de análisis y evaluación por lo que deberás ser autocrítico y responsable con todo aquello que incluyas.
Como ya se ha mencionado anteriormente, es necesario analizar 4 factores:

  • Debilidades: en este apartado deberás incluir todo aquello que te sitúa en desventaja con respecto de la competencia directa (carencias, déficits, determinadas actitudes, etc.).
    Puedes rellenar este apartado contestando a preguntas como: ¿qué se me da mal? ¿en qué debo mejorar para alcanzar mi objetivo?
  • Fortalezas: aquí deberás incluir tus puntos fuertes, todo aquello en lo que realmente destacas y te diferencia del resto de personas (habilidades, conocimientos, aptitudes, actitudes, etc.).
    Puedes rellenar este apartado contestando a preguntas como: ¿en qué soy realmente bueno/a?, ¿en qué destaco?, ¿qué se me da realmente bien?, ¿qué me apasiona?
  • Amenazas: en este apartado deberás incluir todas aquellas circunstancias externas y que no dependen de ti que te perjudican (poca demanda de un determinado perfil de trabajo, crisis, cierre de convocatorias, etc.).
  • Oportunidades: aquí deberás incluir todas las circunstancias externas que te favorecen (mucha demanda de un perfil determinado, apertura de convocatorias, nuevos puestos de trabajo, etc.).

                   autoconocimiento-dafo-desarrollo-profesional.jpg

Como hemos visto, el autoconocimiento hará que partamos con ventaja en la consecución de nuestros objetivos y nos ayudará a alcanzarlos teniendo en cuenta los factores a nuestro favor y todo aquello en lo que debemos trabajar para conseguirlos. Si entre tus objetivos de mejora está el seguir formándote, en el catálogo de cursos de Dicampus podrás elegir aquel que se adapte mejor a lo que necesites en cada momento, ¿a qué esperas?